Château Versailles: sus encantos y desencantos

¡Hay lugares que impactan y Versailles es uno de ellos!

En particular soy amante de la historia, me encanta saber esos pequeños detalles que hacen de algunos lugares una visita imperdible.

Siempre hay un secreto, una anécdota, algo interesante que conocer, historias de aventuras, de traición, de amor, de terror, historias tan humanas, que despiertan curiosidad. Es una de las razones por la cual me gusta tanto viajar.

Especialmente hay lugares que se quedan grabados en tu mente y cuando vuelves a pensar en ellos, el recuerdo está tan vivo, como si tu visita fue hace dos días, te transportas a ellos sin ningún esfuerzo, el recorrido mental es tan exacto como si estuvieses ahí.

Toda esta introducción es para mostrarles lo que realmente ame de Château Versailles y lo que no me gusto tanto.

Y es que realmente impacta pero tiene esa dualidad: te fascina algo y otras cosas no te gustaron para nada y eso hace que queden grabados como tatuaje en tu mente.



Ven descubre conmigo a Versailles, encantos y desencantos.

A las afuera de París tomando el Réseau Express Régional llegas al suburbio de Versailles (aprende a moverte en París con este post París en Metro), un lugar pequeño pero bastante lindo, con mucha historia e importancia, su ubicación geográfica a las afueras de París y con vía a Normandía facilito su crecimiento y prosperidad, hasta los Médici fueron parte de la historia de este suburbio, cuando Catalina de Médici compra el señorío de Versailles en 1575.


Donde hoy se encuentra el Palacio, fue al principio un lugar para recreación; cazar por los campos, ese era su principal atractivo, hasta que el Rey Luis XIV decidió ampliar lo hecho previamente por su padre Luis XIII, un pequeño edificio para sus escapes de cacería, para construir un Gran Palacio, símbolo de grandeza y lujo en Francia.

Donde hoy se encuentra el Palacio, fue al principio un lugar para recreación, cazar por los campos, ese era su principal atractivo, hasta que el Rey Luis XIV decidió ampliar lo hecho previamente por su padre Luis XIII, un pequeño edificio para sus escapes de cacería, para construir un Gran Palacio, símbolo de grandeza y lujo en Francia.

Al salir de la estación de RER, simplemente debes hacer una pequeña caminata hasta el Palacio. La opulencia es la primera impresión y literalmente te traslada a otro momento de la historia.

Gracias o lo que he leído y las películas que he visto de la época más turbulenta para la Monarquía Francesa, situarte en eso momentos no es tan difícil, imaginar carretas, señores importantes, oficiales en la entrada, es un juego mental simple.

Hay una película que me gusta mucho, que reflejan un poco la vida en la corte francesa de Luis XVI  Les adieux à la Reineinspirada en la novela de Chantal Thomas, te narra los últimos momentos vividos por la monarquía francesa.

El palacio es majestuoso y lujoso, 3 generaciones de Reyes se encargaron de su construcción y remodelación, todo para hacer sus vidas un poco más cómoda (esos caprichos humanos ), donde los detalles eran la clave, en la arquitectura del edificio que se convirtió en el hogar de reyes y su corte y desde donde se manejo la política Francesa hasta 1789.

 

El palacio es majestuoso y lujoso, 3 generaciones de Reyes se encargaron de su construcción y remodelación, todo para hacer sus vidas un poco más cómoda (esos caprichos humanos ), donde los detalles eran la clave, en la arquitectura del edificio que se convirtió en el hogar de reyes y su corte y desde donde se manejo la política Francesa hasta 1789.

Tras ese periodo su esplendor no fue el mismo, su historia política y diplomática más contemporánea está ligada al fin de la Primera Guerra Mundial con la firma del Tratado de Versailles en 1919 en el famoso salón de los espejos.

Desde 1979 fue declarado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Hoy como museo recibe más de 5 millones de visita al año.

Y muy bien que le caen esas visitas, mantener sus espacios de aproximadamente 800 hectáreas, no debe ser nada barato.

Tras ese periodo su esplendor no fue el mismo, su historia política y diplomática más contemporánea está ligada al fin de la Primera Guerra Mundial con la firma del Tratado de Versailles en 1919 en el famoso salón de los espejos.
Luis XIV

Lo que no me gusto de Versailles

Cuando viajo, voy con una ilusión de niños, así como cuando los niños (y a quien queremos engañar, también adultos) visitan Disney, que ponen una cara insuperable.

El palacio de Versailles representaba esa ilusión, sin embargo cuando uno va con tantas expectativas las cosas que no te gustan te dan un golpe a la realidad y para no culpar de todo al lugar, creo que mi error fue colocar tan altas expectativas al museo, les cuento lo que me paso.

Mi erro numero 1, no comprar las entradas por web. Ese verano en París fue de mucha lluvia, así que mi preocupación por comprar entradas bajaron a un nivel de subsuelo pense quizás no va haber mucha gente (ingenuidad al cuadrado), así que la aventura de llegar sin tickets la pague caro, una fila enorme para poder comprar el billete me esperaba, primer desencanto mi culpa.

Salón de los espejos, Palacio de Versailles, escapes por el mundo.
Salón de los Espejos/ Olympus Camera

Segundo error, también mi culpa y te pido por fa, no cometas el error de no llevar un paraguas, te vas ahorrar la molestia si hay lluvia, por eso me dirás loca y creerás que quiero que lleves cosas inútiles en tu viaje, pero te aseguro que por experiencia propia un paraguas no hace daño, es más te recomiendo que revises este post sobre 20 artículos indispensables para viajeros que incluye como recomendación, un paraguas mínimo, que no ocupa nada de espacio y que mucho agradecerás llevar, como dicen por ahí es mejor tenerlo y no necesitarlo…

Ahora para resolver el error de los tickets puedes optar por el tour que ofrece Paris City Vision ,que incluye una variedad de actividades, desde el traslado, almuerzo en el palacio, hasta guía en tu idioma. Si entras desde este link llévate 10% descuento.

O entra directamente a la página de Château de Versailles para comprar los tickets.

Otra de las cosas que puedo ser pesado y pues la verdad tampoco es culpa del Palacio, es la cantidad de gente, en mi visita fue muy difícil disfrutar la belleza del lugar, el Salón de los Espejos, no es lo mismo cuando hay muchísima gente, hasta un poco incomodo de ver.

La solución para este asunto es hacer la visita al revés, primero ir los Espacios de el Trianón y Jardines y luego pasar al Palacio, un dato que me dieron demasiado tarde jejeje. Con esto evitas la acumulación enorme de gente y el paseo puede ser mas pausado y estoy segura lo disfrutarás más.

En si el Palacio es todo lo que te imaginas enorme y lujoso, el derroche de una época de oro que fue menguando, y quizás es por eso, entiendas un poco más la controversia por la que pasaron los últimos inquilinos, antes de la Revolución Francesa.

Lo que si debo confesar es que en particular no volvería a entrar al Palacio. Me di cuenta que no es repetible, porque aunque hermoso, no es me cautivo, creo que influyo mucho todo lo anterior. Así que lo convertí en una visita de una vez en la vida.

Pero…

Si volvería mil veces a los Jardines ;).

Vista de los jardines del Palacio de Versailles, escapes por el mundo.
Los Jardines desde la ventana/Olympus Camera

Lo que más amé de Versailles

Quizás más simple, más sutil, más natural. Y es que “entre gustos y colores…” Todos los méritos se los lleva los Jardines de Versailles el Trianón y la Aldea de la Reina.

María Antonieta otra reina en desgracia, que creo un cuento de hadas en su Palacio, un refugio para salir de la realidad, un lugar de ensueño, hoy un lugar que yo visitaría muchas veces.
Gran Trianón/OLympus Camera

 

María Antonieta otra reina en desgracia, que creo un cuento de hadas en su Palacio, un refugio para salir de la realidad, un lugar de ensueño, hoy un lugar que yo visitaría muchas veces.

Los jardines otro protagonistas de este Palacio desde sus inicios.

 

Los jardines otro protagonistas de este Palacio desde sus inicios.

Desde 1662 se le dedico especial atención a las áreas más allá del edificio, caminerias, arboles perfectamente podados, flores hermosas, estanque con representaciones a dioses mitológicos.

Hoy se pueden visitar de forma gratuita cuando no hay espectáculos en las fuentes, así que siempre es una buena excusa para volver, hacer un picnic en un jardín de Reyes.

El Petit Trianon, otro encanto arquitectónico que encuentras en Versailles, un espacio campestre para la Reina, cuenta incluso hoy día con un pequeño zoológico.

Era el escape de la corte de María Antonieta, hoy día creo que cumple esa misma función, pues es más tranquilo a la hora de la visita.

El Petit Trianon, otro encanto arquitectónico que encuentras en Versailles, un espacio campestre para la Reina, cuenta incluso hoy día con un pequeño zoológico. Era el escape de la corte de María Antonieta,
Un hogar de reyes/Olympus Camera

 

Es tan fácil distraerse en los jardines, en esa visita, ni la lluvia detuvo un paseo hermoso por la Orangerie y la Gruta de Tetis, ni siquiera detuvo la caminata hasta la Aldea de la Reina y su espacios, imitando a las granjas francesas y construido en 1783.

 

Es tan fácil distraerse en los jardines, en esa visita, ni la lluvia detuvo un paseo hermoso por la Orangerie y la Gruta de Tetis, ni siquiera detuvo la caminata hasta la Aldea de la Reina y su espacios, imitando a las granjas francesas y construido en 1783.
Templo del Amor/Olympus Camera

 

 

 

Aldea de la reina, Palacio de Versailles, sus jardines, escape por el mundo
Aldea de la Reina/Olympus Camera

 

Molino en la Aldea de la reina, Château Versailles encatos y desencantos , Escapes por el mundo
Molino de la Aldea/Olympus Camera

 

Jardines del palacio, día de lluvia en Château Versailles, escapes por el mundo
Día de lluvia en Versailles /Olympus Camera

 

 

 

Datos de Interés.

Vuelos Baratos a París

Origin Departure date Return date Find Ticket

Debrecen

23.01.2018

27.01.2018

Tickets from 30

Gdansk

19.02.2018

23.02.2018

Tickets from 35

Como llegar Versailles: La mejor forma sin duda, es tomando el RER C desde París. Llegas a la Estación de metro Bir-Hakeim y ahí tomar el tren que te lleva Versailles, revisa el post París en Metro .

Cuando llegues a la estacón en Versailles solo debes caminar unos 5 min hasta el palacio.

Costos y tipo de entradas. En la página oficial del Museo vas a encontrar diferentes tipos de tickets de entrada:

Passaport, con este ticket tienes acceso al Palacio, El Gran Trianon, las Estancias de Maria Antonieta (Petite Trianon) y audio guía en 11 idiomas y tiene un costo de 20

Passaport 2 días, tienes acceso al Palacio, el Gran Trianon, las Estancias e María Antonieta por dos días, audio guía y al Festival musical de la fuentes (temporadas especificas, revisar en la página). Costo 30

Entrada al Palacio, solo acceso al palacio y audio guía. Costo 18

Entrada a la Estancias del Trianon con audio guía. Costo 12

Entrada gratis. El Palacio como muchos museos en París, tiene acceso gratis los primeros domingos de cada mes desde Noviembre a Marzo. Solo recuerda que vas a encontrar mucha más gente.

Los lunes el Palacio permanece cerrado, pero los Jardines continúan abiertos al público.

La entrada a los jardines es gratuita 😉  excepto los días que hay Show musical.

Entretenimiento entra en modo Versailles antes de tu viaje y lánzate un maratón de películas donde el principal protagonista es el Palacio: Marie Antoniette de Sofía Coppola o Les adieux à la Reine de Benoît Jacquot.

Si tu visita es en verano y el clima lo permite, no pierdas la oportunidad de llevar algo de comer, puedes instalarte en los jardines y disfrutar de una tarde de picnic en Versailles.

Recuerda llevarte los desperdicios contigo. 😉

 

Algunos de los links que encuentras en este artículo son red de afiliados, si haces click en algunos de ellos y realizas una compra no tendrás algún cargo adicional, y la empresa me da un pequeño porcentaje solo por anunciarlos, sin costo para ti.

Suscríbete y llévate gratis

¡Se te gusto, compártelo!

Feliz Escape 😉



Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Deja un comentario