Un viaje inolvidable a Pamukkale

La vida es mejor cuando se comparte!Pin on Pinterest36Share on Facebook2Share on Google+0Tweet about this on TwitterPrint this pageShare on LinkedIn2Share on StumbleUpon0

¿Ya escuchaste sobre Pamukkale?

Si la respuesta es no, llegaste al post perfecto, porque voy a presentartelo.

En cambio, si la respuesta es sí, igual este es tu lugar 😉 pues vas a revivir el encanto del Castillo de Algodón.

!Ay Turquía!… todas las sorpresas que nos trae. Cuando decidí emprender mi escape a Turquía, debo confesar, mis ojos estaban puesto solo en Estambul, y acá te presento solo un abreboca  10 razones para visitar Estambul y Capadocia que no puedes dejar de descubrir en este post Descubre 10 maravillas de Capadocia.

Pero gracias a la curiosidad, de esas que tenemos los viajeros, y que seguro me entiendes;)  la búsqueda de más y más, fue aumentando esa lista de lugares que Turquía tiene para ofrecer. Y un solo viaje no basta, pero lo importante es de dar ese primer paso, ¿verdad?.

Y así me tope con Pamukkale.

La decisión la tome en menos de 5 minutos. ¡Si Pamukkale entra en la lista!! Así que sigue esta historia y seguro que cuando finalices no te va tomar ni esos 5 minutos para decidirte.



Te presento a Pamukkale

En el sudeste de Turquía en la Provincia de Denizli, ahí, en el valle del Río Menderes, te encuentras con el imponente Pamukkale.

La madre tierra con su basta sabiduría nos regala estos lugares que enamoran a simple vista, a lo largo de la historia los diferentes movimientos tectónicos que se dieron en la depresión de la falla de la cuenca del Río Menderes, dio lugar a formaciones de aguas termales, estas aguas termales, bajan con diferentes minerales, pero principalmente con bicarbonatos y calcio, esto permitió formaciones de terrazas con una piedra sedimentaria llamada Travertino, esta roca formada por deposito de carbonato de calcio, le da forma y color a esta hermosa montaña.

Es decir es la protagonista de todo esto. ¡Mis reverencias al Travertino!

Un viaje inolvidable a Pamukkale

Con una longitud de 2700 mts y una altura de 160 mts, el blanco de Pamukkale es deslumbrante, las piscinas sostenidas por las estalactitas, que en el tiempo se han formado, te muestra los caprichos de la naturaleza.

Aproximadamente 17 terrazas de aguas termales puedes encontrar en la montaña, con temperaturas que superan los 37ª C

Y, ha estado deslumbrado a muchos por mucho tiempo, pues los poderes curativos atribuidos a las aguas termales, son usadas desde el siglo 2 Antes de Cristo, se cree que solo por los griegos, ya que no se ha descubierto en el área restos de otras civilizaciones como los hititas o los persas y estando tan cerca del Egeo, se cree que fue una zona con mayor dominio de Griegos frigios, ya que tenían asentamientos por toda la región, en la península de Anatolia.

Me encanta estos lugares con tanta historia.

Un Castillo de Algodón

¡El nombre no le pudo quedar mejor! Pamukkale, tiene dos entradas: una aburrida a la que le llegas en carro- la cual no, y repito no debes hacer, pues no tiene nada de divertido, solo y unicamente que realmente no puedas caminar toda la montaña, solo así acepto tu excusa, de resto, no 😉 jajaja.

Y es que toda la magia esta en caminar y caminarla toda 😉 La segunda entrada al inicio de la montaña, es la recomendada.

Lo primero que te piden es quitarte los zapatos, y no es capricho, es para mantener ese color nieve en la montaña.

Antes de ser Declarada Patrimonio de la Humanidad, sufrió algunos daños y para preservarla se le pide a los visitantes quitarse los zapatos.

Pero te aseguro hace la experiencia mucho más divertida, ahí comienzas a sentir, realmente a sentir el camino, el travertino en cada paso, el calor de sol depositado en la roca, el agua en cada terraza, esos minerales definitivamente entran en tu sistema.

Pero te aseguro hace la experiencia mucho más divertida, ahí comienzas a sentir, realmente a sentir el camino, el travertino en cada paso, el calor de sol depositado en la roca, el agua en cada terraza, esos minerales definitivamente entran en tu sistema.
Camina, siente en cada paso

Y el blanco te hipnotiza en el camino

El trayecto se hace largo, son 160 mts de altura, -la verdad no es mucho- pero tienes que hacer varias paradas, para descansar, para observar y seguir sintiendo la tranquilidad, la paz de la colina

El trayecto se hace largo, son 160 mts de altura, -la verdad no es mucho-  pero tienes que hacer varias paradas, para descansar, para observar y seguir sintiendo la tranquilidad, la paz de la colina.

Ir en noviembre, finalizando el otoño, hace el paseo más cómodo, el clima se vuelve tu aliado. Pero no te confíes, el sol se refleja en lo blanco de la montaña y deslumbra tu mirada, pero también te ayuda con el frío del camino.

Y a pesar del clima en esa época, no esta demás irte con tu traje de baño 😉

 Y a pesar del clima en esa época, no esta demás irte con tu traje de baño ;)

Te sientes como niño nuevamente, al ver el agua, inmediatamente quieres probarla.

Entre fotos, el paisaje y las piscinas, el tiempo se te va muy rápido. Te maravillas con lo poderosa que es la naturaleza.

Y en la cima… Hierápolis

Y tanta caminata vale la pena, cuando llegas a la cima de un lugar y te encuentras otro mundo, -un dos por uno- un mundo de ruinas y de pasado, una ciudad que te fascina y que deja que la imaginación te transporte a otra época.

Puerta de Domiciano construida por Fortinus

Si tu entrada a Pamukkale es desde el pie de la colina, se te olvida que en la cima todavía te esperan sorpresas: toda una ciudad esperando por ti. Comienza su historia fundada como una ciudad helenística con el Imperio Seléucida en el siglo 2 A.C. 

Ellos realmente aprovecharon las aguas termales y las usaron por su efectos de sanación. Pero como todo en la época también sufrió algunos cambios; dice la historia que en la Batalla de Magnesia, Eumenes II que era Rey de Pergamo, derrota al Imperio Seléucida, y como otras ciudades, Hierápolis se anexa a su reino.

Pero como todo en la época también sufrió algunos cambios; dice la historia que en la Batalla de Magnesia, Eumenes II que era Rey de Pergamo, derrota al Imperio Seléucida, y como otras ciudades, Hierápolis se anexa a su reino.

Su historia fue variando con el transcurso del tiempo, algunos terremotos destruyeron la ciudad, pero esta se negó a morir y fue reconstruida.

También los romanos aprovecharon sus encantos naturales y la usaron como spa.

Así esta ciudad vio crecer y morir imperios, al estar ahí, en la cima, no puedes dejar de pensar por todo lo que paso, es así como vuelve a revivir en tu imaginación.

Así esta ciudad vio crecer y morir imperios, al estar ahí, en la cima, no puedes dejar de pensar por todo lo que paso, es así como vuelve a revivir en tu imaginación.
Tumba en la Necrópolis

 El Templo de Apolo el verdadero protagonista en la foto.

Y atrás en el fondo resto del Templo de Apolo, Dios de la ciudad;  y muy cerca de Dios las puertas del Infierno o puertas de Plutonio.

En la antigüedad fue testigo de ritos y peregrinaje, los vapores que salen con alto contenido toxico, agrandaron el misticismo del lugar, hoy se sabe que son los minerales que le dan vida a las aguas termales en Pamukkale.

Sigue con la caminata por la ciudad y en una pequeña cima te topas con el Teatro de Hierápolis, al momento de llegar, con mucha suerte, todavía no había mucha gente en el camino, así que es la escena perfecta: el Teatro en todo su esplendor. Un rato de silencio en un lugar hermoso, donde alguna vez hubo mucho ruido.

el Teatro en todo su esplendor. Un rato de silencio en un lugar hermoso, donde alguna vez hubo mucho ruido.

Guía para visitar Pamukkale

Como llegar a la región: (Mi experiencia) Tomamos un vuelo desde Nevsehir hasta Izmir (Esmirna), el plan fue ir a Pamukkale dormir una noche ahí y retornar a Selçuk, busca tu vuelo de Nevsehir a Izmir aquí

Auto: Puedes rentar un auto para movilizarte. Desde el aeropuerto de Izmir renta tu auto aquí, esta es una buena idea para irte directo al camino sin muchas paradas.

Como llegar a Pamukkale con auto: Desde el aeropuerto de Izmir si rentas un auto a Pamukkale, el viaje es de 3 horas aproximadamente. Te recomiendo tener la aplicación de navegación Sygic una buena opción para un road trip. Descarga el mapa de la región donde vas a estar y listo.

Me encanta esta aplicación en su versión de pago anual, te muestra la mejor ruta para tomar y te guía directamente a tu destino. Nos dejo en la puerta de Hotel. Genial 😉

Bus: si decides viajar en bus desde Izmir, debes moverte del aeropuerto hasta la estación de bus Izmir Otogar (Estación de Esmirna) y de ahí tomar el bus hasta Denizli.

Ya en Denizli debes tomar otro bus hasta Pamukkale, puedes optar por la compañía Pamukkale Turizm, es una de las compañías de bus más importantes en la región, recorre diferentes puntos del país. Desde la página puedes reservar, el único tema con la página es que está en turco, pero nada que google translate no pueda solucionar 😉

Hospedaje: En mi opinión, una sola noche basta para ir a Pamukkale, pero claro, eso siempre depende en que épocas viajes y cuanto deseas quedarte por la zona siempre es tu decisión.

La zona esta llena de hoteles pequeños, hostales y posadas, yo me quede en un hotel pequeño muy familiar, llamado Dort Mevsim lo conseguimos con Booking, cómodo, económico y con desayuno incluido.

Otro sitio de interés: En la zona te encuentras con la Cueva Kalik, se le conoce como el Pamukkale subterráneo, menos conocido pero seguro vale la pena la visita.

No pude ir en esa oportunidad, pero me encanta tener siempre una excusa para volver.

Otro sitio de interés: Dentro del Parque hay un espacio un poco más elaborado con similitud a un parque temático llamado  “La Piscina de Cleopatra”, puedes ingresar sin costo, pero para usar las piscina si que te cobran, el lugar es lindo, pero en lo particular no gaste para meterme en su piscina.

Costos: para ingresar a todo el parque el precio es de 25 Liras Turcas. No incluye La Piscina de Cleopatra.

Viajero consciente: Recuerda Pamukkale fue declarado Patrimonio de la Humanidad por UNESCO en 1988, antes de eso sufrió muchos daños. Hoy es un lugar que se mantiene, gracias al cuidado evitando que el travertino se manche, por eso es importante no usar ningún tipo de zapatos mientras estas en la colina. 

Mejor época para ir: Yo estuve en Noviembre, el clima es más templado y frío, pero hay menos gente y creo que eso compensa mucho. En verano las temperaturas se elevan un poco más, al igual que la afluencia de visitantes.


Así que ya tienes alguna idea para armar tu viaje, si necesitas ayuda escríbeme.

Feliz Escape 😉

Algunos links de este post son red de afiliados. Si haces click en ellos, me ayudas a continuar mis escapes, sin ningún coste para ti. 😉

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

6 Replies to “Un viaje inolvidable a Pamukkale”

  1. ¡Me encanta! No he estado pero me gustaría. No le falta detalle al lugar y lo tiene todo. Me parece fantástico que tengas que descalzarte, sientes más y encima preservas el lugar.

    ¡Gran entrada America!

    ¡Saludos caracoleros!

    1. Gracias 🙂 si es un lugar que merece una visita sin dudarlo.
      ¡Un abrazo!

  2. ¡Que belleza de lugar! Es de ensueño. Muchas gracias por darnos a descubrir este nuevo destino. Que ganas de sentir la sensación en mis pies.
    Un abrazo enorme!

    1. Gracias 🙂 me encanta que les guste, ya tienes que ponerlo en la lista de próximas aventuras.
      ¡Un Abrazo! 😉

  3. Increíble la foto con el arcoiris. Parece un lugar muy especial!!

    1. Si esa fue una toma afortunada!! 😉 es un lugar increible. Debe estar en la lista cuando pases por Turquía. Gracias por escribir :).
      Besos xoxo

Deja un comentario