5 Imperdibles en MARRAKECH

Sin un orden de preferencia, te presento 5 imperdibles en Marrakech para que planifiques tu visita.

5 Imperdibles en Marrakech


 

1. Jardines de Menara.

Jardines de la Menara

Un lugar romántico, a los pies de la cordillera del Atlas.

Recibe del deshielo, el agua para su estanque de aproximadamente 200 mts; este fue construido en el siglo XII junto con los canales subterráneos, los cuáles tienen como propósito servir de sistema de riego para los Olivares de los Jardines. 

Para llegar, lo puedes hacer caminando desde la Medina (puerta de Bab el Jedid) por la Av. de la Menara, es una caminata de un poco mas de media hora, pero si vas en una época fresca, se puede hacer cómodamente, otra forma de llegar: en taxi o con el Bus turístico de Marrakech. 🙂



El pase de diapositivas requiere JavaScript.

2. Mosaicos, azulejos y arquitectura Marroquí = Palacio de la Bahía.

Caminando por la medina, un poco sin rumbo, y de pronto ¡voila! ¡El Palacio de la Bahía!, (¿ven que hay Magia en Marrakech ?) se tropieza contigo; cuando entras te enamoras de cada detalle de la arquitectura, los materiales usados, el diseño de cada pieza, los colores vivos que son su especial característica.

Caminando por la medina, un poco sin rumbo, y de pronto ¡voila! ¡El Palacio de la Bahía!, (¿ven que hay Magia en Marrakech ?) se tropieza contigo; cuando entras te enamoras de cada detalle de la arquitectura, los materiales usados, el diseño de cada pieza, los colores vivos que son su especial característica.

Construido en el siglo XIX en honor a la preferida del Sultán Ahmed Ben Moussa, tardo 6 años en terminarse, cuenta con una sola planta, donde están todas sus habitaciones y patios.

Una parte del Palacio esta abierta al publico, la otra parte son los espacios privados de la Realeza.

El Palacio de la Bahía queda en la Calle de la Bahía, dentro de la Medina.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

3. Ville Nouvelle

La ciudad nueva, es parte de la modernización de Marrakech, tiene mucha influencia francesa, cuenta con amplias calles o avenidas, con espacios comerciales, tiendas de diseñador, restaurantes de comida rápida, instituciones financieras y muchos hoteles de lujo.
Ciudad Nueva

La ciudad nueva, es parte de la modernización de Marrakech, tiene mucha influencia francesa, cuenta con amplias calles o avenidas, con espacios comerciales, tiendas de diseñador, restaurantes de comida rápida, instituciones financieras y muchos hoteles de lujo.

A  pesar de tanto modernismo, la ciudad mantiene una coherencia con el pasado, no encuentras edificios muy altos y toda construcción, debe llevar el color tierra característico de la ciudad, así como también la arquitectura con el estilo marroquí.

De ahí el encanto de Marrakesh; existe un equilibrio perfecto entre lo nuevo y lo viejo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

4. Una tarde de cuentos de hadas en los Jardines de Majorelle

...Y en un momento caiste en el agujero del conejo de Alicia en el país de las maravillas y te saltaste la parte de agrandarte o achicarte y apareciste en Los Jardines Majorell

…Y en un momento caíste en el agujero del conejo de Alicia en el país de las maravillas y te saltaste la parte de agrandarte o achicarte y apareciste en Los Jardines Majorelle.

Sí, puede sonar un poco extraño, pero es que al entrar, encuentras un destello de colores y caminos envueltos en una frondosa vegetación, que en ciertos puntos te hace sentir en un cuento y esperas que algo extraordinario suceda.

Te lleva a querer saber un poco de botánica y de diseño, soñar con tener una casa de enorme jardín e inspirarte a crear cosas maravillosas.

Creo que fue la razón del porqué  Jacques Majorelle, pintor frances,  en 1924 se dijo: (o me gustaría pensar que se dijo) “Me voy a Marrakech a pintar y ser feliz  en mi pequeño oasis” y definitivamente logro su pequeño oasis.

Unos años después el diseñador francés Yves Saint- Laurent y  Pierre Bergé, compran la propiedad, conservando su esencia; los jardines fueron abiertos al público y transformaron el taller en un Museo de Arte Islámico.

Desde entonces, el pequeño oasis del Sr. Majorelle, lo podemos disfrutar de tanto en tanto.

El Jardin Majorelle está abierto al público todos los días y se encuentra en la Calle Yves Saint-Laurent.

5. Historia de un Sultán vencedor, Palacio el Badií.

En el siglo XVI después de derrotar a los Portugueses, el Sultán Ahmed Al-Mansour, mando a construir un gran palacio, el que llamó El Badií  “el incomparable”.

El tamaño de las ruinas puede dar una idea de lo enorme que era, desafortunadamente, como ocurre en muchas historias, al cambiar la dinastía en Marruecos, el palacio fue destruido, dejando el espacio que hoy vemos.

Visatarlo, es recomendable para todos aquellos que quieren saber un poco más de la historia de Marruecos y a quienes les guste las ruinas y lo que representan; al entrar vemos principalmente los espacios de los patios y estanques, que con el tiempo vieron crecer a hermosos naranjales.

Y un poco más arriba, en la torres de las ruinas, puedes sorprenderte con los nidos de grandes cigüeñas.

El Palacio se encuentra dentro de la Medina muy cerca del Palacio de la Bahía y está abierto al publico todos los días.

¿Ya pasaste por Marrakech? ¿Qué fue lo que más te gusto?

Descubre más en 10 datos que debes saber antes visitar Marruecos. y en Disfruta la magia de Marrakech


Viajas a Marrakech pronto? Comparte este post.

Puedes suscribirte a Escapes por el Mundo y ser parte de esta aventura, además de llevarte 2 ebooks gratis, siempre te enteraras de promociones o proyectos nuevos.

 

Algunos links que encuentras en este artículo son red de afiliados, con ellos puedes realizar compras o reservas, esto no implica costos adicionales a los que presenta oficialmente la página a redireccionar,  pero si genera pequeñas comisiones para el blog, lo que me ayuda a continuar con su mantenimiento.

 

Feliz Escape 🙂

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.