10 consejos para ser un viajero responsable con los animales salvajes

10 consejos para ser responsable con animales salvajes mientras viajamos

Cuando viajamos, nos encontramos con muchas actividades que pueden parecer divertidas e inofensivas para los animales, es algo inevitable, el desconocimiento y la necesidad, llevan a muchas personas a usar los animales salvajes como centro de entretenimiento.

Creo que todos cuando viajamos por primera vez hemos – sin saber – interactuado con animales que probablemente no han recibido el mejor trato, que tan solo por el hecho de no estar en su hábitat, sufren.

Yo en particular, me decidí a evitar este tipo de actividades, no pagar nunca por ellos, creo que con pequeñas acciones podemos lograr mucho. Pero te cuento no es fácil, el desconocimiento muchas veces nos hace caer en alguna de esas actividades.

Si tu estás también decidid@ en hacer viajes responsables y sustentables, entonces llegaste al post correcto. Pues para comenzar con esta práctica de turistas responsables debemos leer y conocer todo lo que podemos hacer para evitar dañar a otras especies.

Hoy quiero traerte información para que comiences a conocer esta forma de viaje y la vuelvas tuya, la tomes como un decálogo de viajero y la difundas a todos aquellos que estamos interesados en preservar este mundo, cada vez que planifiquemos un viaje.

10 maneras de ser más responsables con los animales mientras viajamos

10 consejos para ser un viajero responsable con los animales salvajes

1. Mantén distancia con la vida salvaje

El avistamiento de animales en su estado natural, se ha convertido en una manera responsable para observar animales salvajes.

Muchos conservacionistas han optado esta forma para obtener ingresos y así continuar con su labor de conservación y ayuda a muchos animales.

Podemos encontrar safaris, avistamientos de ballenas en el océano, observación de aves en su hábitat o ver a el Gran Gorila espalda plateada.

De hecho, para el continente africano, en especial África subsahariana, se ha convertido en su principal actividad turística, generando $34.2 billones  según la Organización Mundial del Turismo en sus estadísticas del 2013. Esto implica un crecimiento modesto para la región de 6,1% entre los años 2005 y 2013 de la actividad turística y todo es gracias a los avistamientos de vida salvaje.

Tener la oportunidad de observar a estas especies en su hábitat es un sueño posible. Sin embargo es importante cuidar ciertos aspectos

Sí realmente estás en un el lugar donde quieren preservar y ayudar a los animales, te aseguro que serán muy estrictos con las reglas para los visitantes, entre ellas:

No acercarse demasiado a los animales.

Son animales que a pesar que tienen un cierto contacto con humanos, siguen siendo salvajes y su reacción puede ser impredecible y sumamente peligroso, sobre todo si hablamos de animales grandes.

La idea es observarlos, no verlos estresados, ni listos para atacar.

2. Ten cuidado donde dejas tus desperdicios y tu alimento

Nuestros desperdicios llenos de plásticos y alimentos procesados, no le hacen bien a los animales, así que siempre carga con tu basura y tus alimentos, no le ofrezcas de tu comida a los animales.

Ya sea que estés participando en un avistamiento de animales, o simplemente te los encuentres cuando estés haciendo una actividad al aire libre como, camping o senderismo .

Puede ocurrir mucho si viajas al sudeste asiático, encontrar monos libres haciendo de las suyas, sin embargo y aunque se ven tentadores y lindos, darle de nuestros alimentos no les hará nada bien.

Si viajas en un roadtrip por Estados Unidos por ejemplo, estarás en presencia de mucha naturaleza, es posible que no veas grandes animales, pero si dejas tu basura, ellos irán a por ella, exponiéndolos a productos que le harán daño.

3. No visites zoológicos, ni circos

Poco a poco, si estamos interesados en esto de ayudar a preservar a los animales, nos damos cuenta que estos lugares no le hacen nada bien.

Los zoológicos por mucho que intentan darle un poco de calidad de vida a los animales, no son el lugar para ellos y creo que las ciudades deben comenzar a entender eso y evitar seguir creando estos lugares.

Los circos por su parte, si creo que son lo peor de lo peor, a ellos hay que darles un rotundo no, el maltrato animal ahí es total, no solo los tienen en pésimas condiciones, también los tratan muy mal, para poder adiestrarlos.

Así que no paguemos por ello.

4. Observa la salud de camellos, burros o caballos antes de montarlos

Estos son uno de los animales que más nos encontramos en los viajes por el mundo  y muchos no son tratados de la mejor forma.

No tienes que ser un experto veterinario para observar si uno de estos animales está sufriendo, ya sea por mala alimentación o porque los tratan muy  mal.

Si los ves desnutridos, con maltratos físicos visibles o que les colocan algún tipo de bozal, es que estos animales están siendo maltratados de alguna forma y el dinero que estás pagando, ni siquiera un poco, es invertido en el animal.

camellos

No temas preguntar amablemente a la persona encargada de los animales, si esos animales has tomado agua o han comido en el día, que vean que tienes interés en que los animales estén en buenas condiciones antes de montarlos.

5. Elige tours para observar animales, que sean responsables con el ambiente.

Antes de contratar cualquier tour de avistamiento lee sobre él y mucho, entra a su página web, lee su página de contacto, acerca de, y cada detalle que creas sea importante conocer.

Un buen lugar para conocer tours que son responsables con los animales es la página de la Organización Mundial del Turismo o también puedes visitar la página Turismo Responsable con los Animales, esta última te da una lista de empresas comprometidas en ofrecer este tipo de tours.

Otro lugar, es visitar la páginas gubernamentales de destinos que son conocidos como santuarios para la observación de vida salvaje.

En la siguiente infografía puedes conocer los destinos tops para observar vida salvaje en el mundo:

infografia vida observar vida salvaje en el mundo

 

Para más de 30 países en el continente africano, el avistamiento de vida salvaje se ha convertido en su actividad turística más importante, solo en África podrás observar a los «Big Five» termino como se le conoce al avistamiento de: Elefantes, el Búfalo Cafre, el Leopardo, el León y al Rinoceronte.

Por ello se ha convertido en una prioridad nacional para estos países, proteger las reservas de animales, apoyar a los conservacionistas y fomentar un turismo responsable.

6. Realiza buceo o snorkel de manera responsable

Sumergirse en aguas cristalinas para observar vida marina, es parte de ese contacto directo que tenemos con animales salvajes, muchos los hemos hecho desde pequeños.

Pero ahora al hacer esta actividad debemos estar atentos de: no tocar arrecifes y corales y sacar vida marina de su hábitat.

Nuestras manos pueden traer alguna bacteria dañina para ellos, o puede estar llena de cremas bloqueadoras que pueden dañarlos.

También es importante no sacarlos del agua, los corales son seres vivos y al sacarlos del agua los ahogas.

Esto también va con las hermosas estrellas marinas.

Al tomarlas con las manos, las llenamos de cremas que le afectan y si se nos ocurre sacarlas del agua aunque sea un segundo, comienzan a sufrir. No lo hagamos.

7. No participes en festivales tradicionales donde se maltratan animales

Este es un tema controversial.

Muchos países cuentan con festivales tradicionales donde usan animales, por ejemplo las corridas de toros en España o el paseo de elefantes en el Festival de Kotte Perahera en Sri Lnka.

Es parte de la tradición y hay que respetar las tradiciones en mi opinión. Sin embargo, acá los animales siempre están sufriendo, me parece que ya es hora de ir evolucionando incluso en tradiciones y llevarlas a un nivel más amigable con los animales.

Explicar porque se usaban los animales y mostrar que se puede hacer algo mejor sin usarlos.

Es muy polémico todo esto, pero para los que queremos hacer cambios en como se tratan a los animales, este tipo de eventos no pueden fomentarse y no se puede ser participes de ellos.

8. Evita tomarte fotos con animales usados para este fin

Existe mucho de esto en el mundo, tomarse foto con monos, loros, incluso montarse en un camello solo para la foto.

Volvemos al tema de ver las condiciones en las que son tratados los animales que usan para este fin, muchos son tratados de manera terrible, enjaulados y con cuerdas o cadenas, no hay nada que justifique esta acción para tener una foto.

9. No pagues para montarte en elefantes o darles de comer

Para que tu te puedas montar en un elefante, este primero pasó por una serie de maltratos, donde no solo les pegan, también los privan de comida para que lleguen a un estado de sumisión y puedan ser controlados.

Elefantes en su estado natural

Esto ocurre mucho en Asia todavía, así que si vas a un lugar y te ofrecen dar una vuelta en elefante, piensa en todo lo que sufrió para que él deje que tu te montes.

Todos esos lugares donde te permiten estar muy cerca de elefantes para alimentarlos o dar paseos en ellos, son lugares cuestionables en cuanto al trato de animales. Pagar por ello, fomenta a que estas practicas continúen.

10. No asistas a parques de animales acuáticos

De pequeña fui una vez SeeWorld en Orlando, lo recuerdo y por supuesto mi yo pequeño lo disfruto mucho, vi ballenas haciendo sus acrobacias, delfines, focas y pare de contar.

Ya más grande, con un poco más de conciencia, vi el documental sobre el parque Blackfish y fue un golpe duro para mi yo pequeño.

Pero un golpe que era necesario, a veces tenemos que ver lo terrible, para poder entender y hacer el cambio.

El desconocimiento es fatal, pero lo importante es aprender, leer y no volver hacerlo, una vez tengas el conocimiento.

Para un niño es un lugar mágico, pero nosotros como adultos, padres o futuros padres, debemos educarnos y pasarles la información a nuestros niños, ellos irán tomando esta información para crecer como unos viajeros responsables.

Cada acción genera un consecuencia, es una ley fundamental. Tomar conciencia de nuestros actos a la hora de viajar, ayudará a preservar este mundo que tanto nos necesita.

Si tu compromiso es como el mío, de ser viajeros pero evitando en nuestras posibilidades de no dejar una huella negativa, entonces nuestra primera tarea es educarnos bien y pasar la información.

Estoy consciente que no todos le prestan atención a este tema o no les interesa, pero si tan solo, 1 solo viajero lee esto y se siente motivado a cambiar la forma como viaja, será una misión cumplida.

¿Te gusta Escapes por el Mundo? Danos tu apoyo ❤️ y comparte este post.

Puedes suscribirte a Escapes por el Mundo y ser parte de esta aventura, además de llevarte el kit para viajeros gratis, con las 3 guías imprescindibles para planificar tu viaje, además siempre te enterarás de promociones o proyectos nuevos.

 

Algunos links que encuentras en este artículo son red de afiliados, con ellos puedes realizar compras o reservas, esto no implica costos adicionales o mayores a los que presenta oficialmente la página a redireccionar,  pero si genera pequeñas comisiones para el blog, lo que me ayuda a continuar con su mantenimiento.

Feliz escape  😉

Puedes leer la Política de Privacidad y los Términos y Condiciones de este blog haciendo clic en en los enlaces.

 

Deja un comentario